Estilo contemporáneo: un estilo limpio y elegante

Estilo contemporáneo: un estilo limpio y elegante

Sala estilo contemporâneo

Estilo clásico, minimalista, moderno… Existen varios estilos y, para quien no conoce el tema de cerca, puede resultar confuso, precisamente por no conocer la diferencia entre ellos.

Si le gusta un estilo de decoración limpio, elegante, con líneas rectas y en el que predominen los colores neutros en contraste con otros más llamativos, bien en accesorios o en otros detalles decorativos, debe saber que estas son las principales características del estilo contemporáneo. A continuación, le indicamos qué debe tener en cuenta para decorar su espacio a la perfección.

Muebles sencillos, multifuncionales y de calidad

En el estilo contemporáneo, el efecto limpio se consigue gracias a la sencillez y la organización del espacio. Los muebles, además de discretos y multifuncionales, tienen líneas rectas y superficies lisas que, en muchas ocasiones, se mezclan con otros materiales. De hecho, la nota de elegancia de este estilo la pone la armoniosa combinación de diferentes materias primas, como la madera, el cristal, la piedra y el acero inoxidable, con acabados fundamentalmente lisos y refinados.

Los sofás, las sillas, las butacas y los pufs pueden ser elementos aliados clave, ya que permiten delimitar espacios y cuentan con un gran potencial creativo, ya sea por su forma, color o estampado. Del mismo modo, los armarios, las estanterías, los vanos, las mesas y las encimeras son piezas esenciales por su utilidad, y pueden destacar por el tipo de acabados elegidos, colores y texturas.

Colores neutros, formas geométricas y texturas

En este estilo, predominan los colores neutros y claros, que contrastan con los tonos más llamativos de los demás elementos decorativos. Así, colores como blanco, beige, negro o marrón se pueden combinar elegantemente con accesorios azules, verdes, rojos o amarillos.

Las formas geométricas y los tejidos con textura son detalles fantásticos para romper la monotonía de los elementos lisos del mobiliario. De este modo, el algodón, el lino, la seda, la lana o los estampados de cojines, lámparas, alfombras, cortinas y papel de pared son una excelente opción.

Objetos decorativos e iluminación

En este estilo, menos es más, así que es recomendable que los elementos decorativos, aunque no sean abundantes, causen impacto. Por ello, la iluminación es crucial: permite destacar partes del mobiliario o accesorios, e incluso se puede dirigir. Estos puntos de luz, ubicados en el techo, en las paredes o en el suelo, pueden ser de luz fría o cálida, lo cual resulta muy útil para separar ambientes y hacerlos mucho más acogedores.

Si le gusta este estilo de decoración, Novibelo cuenta con el mejor equipo de profesionales, que le ayudarán a elegir las mejores materias primas, accesorios y acabados, además de ejecutar los respectivos diseños técnicos, para que pueda visualizar todo el proyecto.

Póngase en contacto con nosotros..

Dejar un comentario